viernes

Mario Tascón: "El papel de los medios de comunicación se ha perdido en el camino"

Quería guardar la segunda parte de la entrevista con Mario Tascón para la primera semana de enero, cuando la excitación colectiva por el consumismo, el pavo, el panetón y los cuetones disminuyera (la primera parte, sobre cómo escribir en Internet, la pueden ver aquí).

Sin embargo, las recientes declaraciones del presidente Humala respecto a que en el mercado de la prensa escrita nacional se estaría gestando una concentración de medios (aquí y aquí), me llevan a acelerar la publicación.

De paso, un consejo para el Presidente: a veces es mejor un mensaje a la Nación, bien estructurado, ensayado, con mensajes claves certeros, antes que exponerse a crear un innecesario vendaval por una entrevista en vivo, formato que Humala claramente no maneja.

No voy a entrar a discutir si es que se está dando o no una concentración, este no es el espacio para ello. Creo que este es un tema que merece un amplio debate, por canales que no tienen para nada que ver con el ámbito político --las experiencias al respecto son fatales--. En ese espíritu, suscribo el pronunciamiento del IPYS al respecto. Una cronología del caso aquí.

Volviendo a Tascón, en nuestra conversa de hace casi un mes, cuando visitó la Universidad del Pacífico para dar una charla dentro del ciclo "Humanidades Digitales", discutimos sobre el futuro de la prensa y los medios de comunicación, ante la irrefrenable presencia de Internet.

La palabra de un personaje que ha sido director adjunto de El Mundo e impulsor y primer director de elmundo.es, así como director general del área digital del grupo Prisa, entre otros, es fundamental para entender hacia dónde va el negocio periodístico y cómo debemos entender la problemática real del periodismo en un escenario que cambia a cada segundo.

Ojo: su crítica visión sobre el papel del negocio periodístico frente a los poderes políticos y económicos debe escucharse y ser tomada en consideración.

¿Es posible entonces afirmar que, frente a estos grandes poderes, Internet y las redes sociales son capaces de desconcentrar la información?


A pesar de la supuesta libertad que dan las nuevas tecnologías y la sensación de que podemos publicar lo que queramos cuando y donde sea, ¿no sería mejor ser un poquito desconfiados y asumir que seguimos sometidos a intereses superiores?

Atención don Roque Benavides: aquí hay puntos por debatir.



Es en estos niveles y con estos argumentos que deberíamos debatir el futuro del periodismo y de las comunicaciones, sin apasionamientos ni camisetas, desde un punto de vista teórico, alejados de intereses políticos y empresariales.


Una tarea difícil, pero de la cual puede depender el futuro de la democracia y del flujo de la información en nuestra sociedad.


Fuente: G